Geocontrol > Áreas de actividad > Metros > Linea 6 del Metro de Santiago (Chile)

METROS
Línea 6 del Metro de Santiago (Chile)

En el año 2012, Geocontrol resultó adjudicataria, en consorcio con la empresa chilena Zañartu, del Proyecto de Ingeniería de Detalle de la obra civil de la Línea 6 del Metro de Santiago, cuyas obras comenzaron a mediados del 2013 y de las cuales también ha realizado la Supervisión del Proyecto en Obra.

La Línea 6 del Metro de Santiago (Chile) tiene 16,5 Km de longitud y 10 estaciones. Se inicia en el área Suroeste de la ciudad, cruza la Línea 2 (Estación Franklin), la Línea 5 (Estación Ñuble), la Línea 3 (Estación Ñuñoa) y finaliza pasada la Estación Los Leones, común a la Línea 1.

Una característica del Metro de Santiago es la alta ocupación que se alcanza y que se concreta en densidades de hasta 8 pasajeros/m2 en las horas punta. Para conseguir una funcionalidad adecuada con estas altas densidades de pasajeros, Metro S.A. adoptó dos criterios concretos:

  • Distribución de pasajeros mediante una mesanina situada en el interior de las estaciones.
  • Aumentar el ancho de andenes hasta 5 m diáfanos.

La aplicación de los dos criterios anteriores tiene una consecuencia inmediata: la anchura de excavación de las estaciones se aproxima a los 20 m y la sección de excavación está próxima a los 185 m2. Estas dimensiones son realmente importantes, sobre todo para excavaciones en medio urbano, máxime teniendo en cuenta que los recubrimientos sobre la clave de las estaciones son del orden de 10 m.

Para resolver los importantes problemas que plantea este proyecto el Consorcio Zañartu-Geocontrol ha puesto a punto innovaciones que afectan en los siguientes aspectos:

Tipología de las estaciones: La tipología de las estaciones de la Línea 6 se ha planteado con el objetivo de facilitar el acceso a flujos de viajeros de hasta 15.000 y 25.000 usuarios/hora por sentido, según la ubicación de la estación, y buscando un mínimo impacto urbano de las obras. Por ello se ha adoptado, en todos los casos, una construcción en subterráneo a partir de un pozo vertical, circular o rectangular.

Método constructivo de las estaciones: Para la construcción de las estaciones se ha adoptado el método Bóveda Autoportante desarrollado por Geocontrol durante la construcción del Túnel de Archidona (Málaga, España). Este método permite realizar excavaciones subterráneas en fases, de desarrollo vertical, minimizando los movimientos del terreno, en particular la subsidencia, razón por la que es muy eficaz en construcciones subterráneas en medios urbanos. El método de la Bóveda Autoportante se basa en realizar la excavación en las tres fases clásicas (Bóveda, Banco y Contrabóveda) pero con dos particularidades:

  • La excavación de la Bóveda se hace en dos frentes, creando un tabique provisional.
  • La estructura de la Bóveda se completa antes de iniciar la excavación del Banco y dispone de dos amplias patas de elefante para, de esta forma, minimizar la subsidencia durante la excavación del Banco y Contrabóveda.

Cálculo de subsidencia: En cada una de las estaciones diseñadas se ha analizado el proceso constructivo de las mismas mediante un modelo tridimensional de elementos finitos que ha sido resuelto con el programa FLAC 3D con el objetivo de obtener los desplazamientos del terreno y las solicitaciones sobre los elementos de sostenimiento.

Una de las ventajas que ofrecen los cálculos tensodeformacionales es que ofrecen una información integral sobre los movimientos del terreno modelizado por lo que se pueden obtener las isolíneas de subsidencia que se produce tras la construcción, tal como se muestra en el ejemplo de la Estación Inés de Suárez.

Diseño sísmico: La ciudad de Santiago tiene un amplio historial sísmico, tanto en frecuencia como en intensidad de eventos, entre los que destaca el ocurrido en febrero de 2010 con una intensidad de 8,8 en la Escala de Richter. Por ello, los túneles y estaciones de las líneas de Metro en Santiago están diseñadas para resistir la actividad sísmica.

En la Línea 6 Geocontrol ha utilizado los modelos 3D para hacer un estudio sísmico integral de la infraestructura, que permiten conocer con gran precisión los lugares de las estructuras que deben ser especialmente reforzados.

  • Desplazamiento del modelo de una Estación ante un Sismo.
  • Estación con Pique Rectangular.
  • Método de la Bóveda Autoportante.
  • Desplazamientos verticales en el entronque de una estación.
  • Isolíneas de subsidencia estimadas tras construir la estación de Inés de Suárez. Línea 6 del Metro de Santiago (Chile).